top of page

La última cena

Tomás Guitierrez Alea

En La última cena se parte del momento bíblico más trascendental y se lo pone de cabeza. La película se ríe de los pretendidos intentos de los colonizadores franceses de domesticar a través de la imposición de modales a las personas africanas que poseen como esclavos, pero que tienen una cultura tan arraigada que hacen propia hasta la escena donde Cristo fue el protagonista. Y aunque el castigo por la rebelión sea severo, al final sobrevive un germen que no pudieron matar. Aquí la mesa iguala poderes por un breve lapsus en el statu quo, suficiente para que cuando se intente reestablecer el orden, no se pueda contra la libertad recuperada por recordada. Despiertan del sueño al que las políticas de exclusión determinadas por la raza les condenaron. La diferencia entre disponer de los recursos del suelo que cultivan y no. 

1976 - Cuba

bottom of page