top of page

RECETAS DE PELÍCULA

Ítalo-argentina

Berenjenas parmiggiana

Berenjenas a la parmesana: receta tradicional italiana, muy fácil y suculenta. Hoy les traigo una receta con un toque mediterráneo que les transportará al verano y a los huertos llenos de hortalizas recién recolectadas: berenjenas a la parmesana. Una elaboración sencilla con un resultado exquisito que, sin duda, disfrutarán en repetidas ocasiones. El origen de esta receta se sitúa en Sicilia, pero es un plato que se elabora a menudo en distintas zonas del sur de Italia.Y aunque pudieran pensar que el nombre que se le da al plato es por el tipo de queso que se emplea, lo cierto es que parece que el nombre "parmesana" procede del término siciliano de "parmiciana", que indica un tipo de disposición de barras de madera en capas utilizado en la construcción de persianas, y que recuerda a la forma en que se montan las berenjenas.

Curiosamente, podemos encontrar el mismo término aplicado a otras recetas que poco tienen que ver, en las que encontramos la salsa de tomate y el queso parmesano, a veces también mozzarella. Merece la pena probar platos como el pollo a la parmesana en freidora de aire o la versión de pechugas al horno, y también exquisiteces como el risotto a la parmesana cremoso. Además, no podemos dejar de mencionar la forma más fácil de cocinar berenjenas al horno o platos como las berenjenas rellenas gratinadas.

Ingredientes Para 4 personas:

2 Berenjenas

200g de salsa de tomate

100g de queso Parmesano rallado

300g de queso Mozzarella fresco

1 huevo M

25 ml de aceite de oliva virgen extra

10 ml de leche

Sal y pimienta al gusto

Albahaca fresca (opcional) Sal gruesa.

parmigiana-berenjena-5.jpg

Cómo hacer berenjenas a la parmesana Dificultad: Fácil Tiempo total: 55 m Elaboración: 30 m Cocción: 25 m

Comenzaremos precalentando el horno a 180ºC. Después, cortamos las berenjenas limpias pero sin pelar en rodajas como de medio centímetro o en lonchas longitudinales, como más les guste. Las dejamos en un colador espolvoreadas con sal gruesa durante 10 minutos para que suelten líquido y no amarguen. Las lavamos y secamos con papel de cocina.

Asamos las rodajas o lonchas de berenjena en una plancha con un poco de aceite de oliva por los dos lados hasta que se cuezan y estén ligeramente doradas. Las vamos colocando sobre papel absorbente.

En una fuente de horno, ponemos un fondo de salsa de tomate, encima colocamos ordenadamente una capa de rebanadas de berenjena y cubrimos con parmesano rallado y luego con el queso mozzarella. Añadimos unas hojas de albahaca si nos gusta. Continuamos con más berenjena, tomate, quesos y terminamos finalmente con berenjena.

Batimos un huevo con un chorrito de leche, agregamos la mezcla al queso rallado que nos quede, y con esto cubrimos la última capa de berenjenas. Luego, llevamos la fuente al horno con calor arriba y abajo durante unos 20 minutos, o hasta que veamos que la superficie está dorada y el queso se ha derretido. Finalmente, servimos las berenjenas a la parmesana bien calientes. ¡Buen provecho!

bottom of page